martes, 9 de diciembre de 2008

Retro-zorras

No, no se trata de una película porno ambientada en los años 70. Últimamente se ha puesto de moda vestir como habría vestido tu abuela en sus tiempos mozos si hubiera querido parecer una guarra facilona de Las Vegas.

¡Las retro-zorras han llegado a tu ciudad! Se pasean metidas en copas de champán gigantes y ropa interior de hace 60 años. Llevan los labios muy rojos (la mayoría no se dan cuenta de que el rojo hace que sus dientes parezcan más amarillos todavía), el pelo negro con flequillo y unos rizos absurdos (y con pinta de sucios, por cierto) y ropa de leoparda de bar de mala muerte.

Básicamente visten con look años 40/50, preferiblemente 50. En realidad, hoy en día si quieres vestir como una zorra lo tienes más fácil que nunca: no tienes más que irte al Blanco o al Berska.

Así que si quieres vestirte como una zorra de los 50 no tienes más que buscar fotos de
Dita Von Teese, última culpable de todos estos engendros e intentar copiar su por otra parte gigantesco y extremadamente glamouroso guardarropa, y usarlas como documentación en tu incansable búsqueda por la personalidad estética.
Pero, ¿se debe seguir la moda impuesta por una tía que se hizo famosa única y exclusivamente por ser la mujer de Marilyn Manson?

Apostaría mi mano derecha a que más del 80% de estas pinaperas eran las más góticas y mansoneras de su portal hace 2 añitos de nada. Que por otro lado me parece estupendo, las mansoneras no se caracterizaban precisamente por su buen gusto en el vestir.



Otro personaje que ha extendido el rollete pinapero es Betty Page. Veamos, pinaperas, ¿vais a convertiros al cristianismo como ella o es vuestro ídolo sólo para la ropita? Esta tía, como San Agustín: de orgía en orgía y cuando me canso descubro a Dios. Qué bien. El estilo pin-up queda de puta madre en un convento.

Opino que las mujeres que posaban para los dibujantes y fotógrafos especializados en el pin-up tenían muchísimo mérito para la época que vivieron. En aquella época eso sí era transgresor. Hoy en día no es más que una moda absurda que, mal llevada, te hace parecer una abuelita, o bien te hace parecer una furcia de las cutres.

Y ahora que lo pienso, encuentro muchas similitudes con el mundillo pin-up de los años 50 y el destape español de los 70. Supongo que vestirse como Alfredo Landa o Paco Martínez Soria no tiene tanto glamour.

Y digo yo: Si de repente llegara una tía que vistiera a lo Frida Kahlo, y no sólo eso, pusiera de moda el entrecejo peludo y el bigote, ¿lo haríais vosotras?

¿no?

2 comentarios:

Leo dijo...

Pues no lo sé, Jiza. Lo de Frida Khalo no, porque ya me costó bastante quitarme los cejámenes (se me caía una en un pie y me lo partía, jajaja!).

Pero por otro lado, también es verdad que si hace dos años me dicen que se iban a llevar las uñas cortas y de color rojo, no me lo hubiera creído. Antes éso era lo más chacho del mundo...

Y como este micro-ejemplo, miles!!
Tía, si volvió el peto vaquero, cómo no va a volver la estética pin-up!!

La Jiza dijo...

tienes toda la razon!!! pero es q el rollete pin-up me parece lo mas choni que hay!!!

(y me suscribo a lo de las cejas... yo tengo cicatrices en los pies!! jajajjaa)